Soy lenta, y no sólo lo digo yo, es algo que me llevan repitiendo desde que tengo memoria, y no como algo bueno o neutral, sino como un calificativo odioso del que debería avergonzarme y querer cambiar.

Ser lenta en este mundo frenético no sólo no está bien visto, está castigado. ¿Hay alguien a quien no le suene lo de “tonto el último”? Y podemos sustituir la palabra tonto por otros insultos del vocabulario español.

snail-3667487_1920

Muchas veces se asocia la lentitud con la pereza, la desidia, la falta de ganas y motivación, pecados infames en la sociedad actual. Muchas veces se cree o se considera a la lentitud como una elección, una elección libre además, como si el ir despacio o el hacer las cosas despacio no fuera una necesidad en muchos casos, o la única alternativa en muchos otros.

Acelera, no te duermas en los laureles, deprisa, deprisa, venga, es para hoy, rápido, más rápido, corre, te pesa el culo, aligera, no te entretengas,…” Creo que no puedo recordar todas las palabras y frases que me han dedicado para instarme y presionarme a ir más rápido, a hacer las cosas, fueran las que fueran, más deprisa.

Yo, que andando me tropiezo con cualquier cosa, hasta con mis propios pies, me exigen que corra. ¿Por qué? Al parecer se piensa que cuanto más deprisa se hacen las cosas (sean las que sean), más cosas se pueden hacer. Y es muy importante, pero mucho mucho, hacer un montón de cosas.

bed-1836316_1920

A veces pienso que da igual cómo se hagan, que no importa que estén mal hechas, lo importante es acabar pronto y empezar con la siguiente. Es la sensación que tengo, y sé que no soy la única que la tiene, y no sólo me refiero a otra gente autista precisamente. Pero bueno, a lo que iba.

Para los estandartes neurotípicos (NT) soy lenta.

Camino lento, me muevo lento, mastico lento, me ducho lento, cago lento, leo lento, pienso lento, escribo lento, dibujo lento, hablo lento, friego los platos lento, voy en bici lento (por la cuenta que me trae), hacía los deberes lento, asimilo las palabras lento, trabajo lento, reacciono lento,…

A menudo esta lentitud es poco perceptible. Otras veces es peligrosamente patente. Si veo una película o un vídeo y las imágenes van muy deprisa no consigo asimilar todo lo que mis ojos ven, así que no me entero del todo de lo que estoy viendo (por eso, entre otros factores, las series o pelis que me gustan, me encanta verlas muchas veces y no perderme nada, ningún detalle).

clock-1274699_1920

Si me hacen una pregunta mi respuesta puede tardar en hacer acto de presencia. Esto ha llevado a que se piensen que no presto atención cuando no es verdad, es sólo que no me han dado tiempo suficiente para procesar la situación. Me han gritado algunas veces (bastantes, más de pequeña) por este “malentendido” así que, en esas ocasiones, mi lentitud en responder ha llegado a convertirse en un bloqueo total.

Cuando estoy cansada hablo lento, incluso puede que tartamudee o se me traben algunas palabras. También pienso más lento, más aún de lo habitual en mí (esto en verdad le ocurre a todo el mundo, por eso se desaconseja conducir con somnolencia, porque el tiempo de reacción es mayor, se tarda más en reaccionar).

La gente que se ha relacionado conmigo ha llegado a creer que no me importan, cuando simplemente soy lenta; que no quiero trabajar, cuando simplemente soy lenta; que estoy cansada, cuando simplemente soy lenta; que estoy enferma o drogada, cuando simplemente soy lenta; que soy estúpida, o mala, o borde, cuando simplemente soy lenta.

girl-1839623_1280

Y esto siempre me ha fastidiado, que pensaran tan mal de mí me ha molestado (y me molesta) muchísimo, porque repercute directamente en el trato que se me dispensa (empeora, obviamente). Ahora que tras el saberme autista soy capaz de explicarlo aún hay gente que quiere “curarme”, “arreglarme” el cerebro, como si la lentitud fuera una enfermedad.

Menos mal que desde pequeña escuché, vi y leí infinidad de veces el cuento de la liebre y la tortuga y, como aquella lenta pero tenaz tortuga, poco a poco yo voy llegando a mis propias metas. Porque sí, soy lenta, pero también soy constante, y nadie salvo yo y gente muy cercana parece valorarlo.

Anuncios