Me ha tragado el sueño

de quien nunca me pensó.

Soy un barco a la deriva

en un mar de confusión.

Siento un profundo anhelo

que me parte el corazón.

Aquí sigo entre las sábanas

con un murmullo a mi espalda

que susurra inclemente

las hazañas suspendidas

en el fondo de mi mente.

Un peso me arrebata las ganas,

un dolor me cose a la cama,

unos ojos me desvisten

y mis piernas no resisten.

El final está más cerca

si el principio se aleja.

Los días son el ancla

y las noches mi vela,

del agua que reposa

tranquila, a la espera.

Soy la pena hecha carne,

el cansancio de un suspiro,

el silencio en el bullicio,

y siempre llego tarde.

Una lanza he clavado

que la roca ha destrozado.

Un sonido casi grito

En el fondo del pasillo.

Hazme un hueco en esta tierra

que es tuya por la fuerza

aunque no la merecieras

si es que tienes conciencia.

Sangre inocente brota si caminas

por la dirección privilegiada

que das siempre por sentada.

Y a mí me perfora y me lastima

cada lamento que no atiendes.

No aprendiste las palabras

de quien tiene la boca sellada,

mas no vale de pretexto

al derramarse un mar de lágrimas.

Me ha tragado el sueño

de quien nunca me pensó,

y aquí seguiré soñando

en este mar embarullado

de lágrimas que esparció

tu profunda incomprensión.

fantasy-2964231__340

Anuncios