No me obligues a mirarte a la cara. No me hagas sentir mal por no hacerlo. No te sientas satisfeche si acabo haciéndolo para complacerte. No pienses que la gente que no mira a la cara es deshonesta, las mentiras más grandes que me han contado han sido clavándome la mirada en mis propios ojos. No promulgues el mensaje de que la gente que no mira a los ojos no es de fiar, que oculta algo. No me cojas de la barbilla para obligarme a mirarte. No me castigues si no te miro a la cara. No pienses que te estoy desafiando si miro a otro lado cuando me hablas. No uses tu privilegio neurotípico para oprimirme, para hacerme sentir que estoy rota, que no valgo nada por no ser como tú.

Como cualquier otro rasgo autista, no todes les autistas compartimos esta dificultad de mirar a la cara o a los ojos, sin embargo sí es mi caso, y quiero hablar sobre esto, ya que ha sido una fuente de disgustos y sufrimiento para mí.

eyes-and-the-snow-flakes-1133707_1920

¿Qué siento al mirar a la cara a alguien?

Depende. A mi marido, por ejemplo, no me cuesta nada. Me deleito en sus ojos castaños siempre que me apetece. Puedo escucharle y mirarle a la cara sin ningún problema. Me cuesta más concentrarme si trato de contarle algo y tengo que mirarle, porque su rostro y sus ojos me embelesan. Digamos que para mí el hecho de mirar a los ojos es un acto de una intimidad desmedida y, por lo tanto, no me siento cómoda compartiéndola con cualquiera.

Si debo prestar especial atención a lo que me están diciendo: en clase, cuando me dicen las tareas que debo hacer en un trabajo, etc, la obligación de mirar a la cara sólo consigue dificultar mi atención al mensaje verbal que me están transmitiendo. Una estrategia que he usado es apuntar lo que me dicen, así puedo mirar el papel y mis trazos sobre él. No siempre ha funcionado pues ha habido gente que, furiosa, me ha quitado el cuaderno de las manos, así de ofendides se han sentido por no mirarles a la cara.

Hay caras con las que me puedo quedar embobada, pero entonces, si esas caras me están hablando, me es imposible saber qué me están diciendo. También hay gente que se siente incómoda o molesta por mi forma de mirarles a la cara de esta manera tan intensa (no sin razón claro). Hay caras que me es imposible contemplar sin sentir una incomodidad extrema (no precisamente por feas, no tiene nada que ver).

girl-2696947_1920

A lo largo de mi vida me han obligado a mirar a la cara de les demás sí o sí porque es la norma (una norma no escrita), porque no hacerlo te estigmatiza, te coloca inmediatamente en el bando de “personas malas” del mundo, aquellas de las que no puedes fiarte, de las locas (entendiendo que la locura está muy estigmatizada en nuestra sociedad), de las peligrosas, de las perversas. Esto ha hecho que se me joda la cabeza, porque es un sufrimiento casi constante: casi todos los días hay que relacionarse con otras personas, personas neurotípicas, algunas especialmente sensibles con lo de mirar a los ojos (de verdad que las hay, algunas no le dan tanta importancia, pero otras parece que les vaya la vida en ello, en ser contempladas mientras hablan o les hablas).

Las caras proporcionan mucha información, y muy confusa si no tienes ni idea de cómo traducir esos pequeños gestos en algo con sentido para ti (mí). A mí me suelen saturar y sé que otres autistas sienten algo parecido.

¿Qué quiero de la gente y la sociedad con respecto a este tema?

  • Que no me obliguen a mirar a la cara de nadie, ni de forma violenta físicamente (cogerme de la cara), ni de forma indirecta mediante violencia verbal, psicológica o emocional (insultos, pasivo-agresividad, desprecio,…)
  • Que no obliguen a nadie a mirar a la cara, ni a les peques para que aprendan: no aprenden, se trauman, que es diferente.
  • Que se deje de asociar el hecho de no mirar a la cara con la mentira, la deshonestidad, la vileza y cualquier otro apelativo discriminatorio, negativo y estigmatizante.
  • Que se deje de asociar el hecho de no mirar a la cara con no prestar atención, “ir a su bola”, no hacer caso, ser desafiante, rebelde, etc.
  • Que la gente que estigmatiza a la gente que no mira a la cara sea reprendida en el momento, ya sea por autistas o por aliades alistas y NT. (Cuando digo reprendida me refiero a corregir su comportamiento y tratar de razonar su pensamiento, no me refiero a un linchamiento ni nada de eso… bueno, si ha usado la violencia contra un peque igual sí, que eso me puede, me enerva y me hace hervir las sangre de rabia).

angry-31135_1280

  • En general: que la mentalidad de la sociedad en su conjunto con respecto a este tema en concreto (aunque hay más temas que me gustaría que cambiaran) cambiara radicalmente: no mirar a la cara o a los ojos NO SIGNIFICA NADA, ni bueno ni malo, es otra forma diferente de comunicarse y no debería verse ni como una rareza, ni como algo incorrecto ni como algo malo.

Quizá por todo esto le he cogido un poco de manía a las caras. Espero que después de este post mucha gente se replantee el daño que puede estar haciendo con algo que, en verdad, parece tan poquita cosa como es mirar a la cara. Para mí es un mundo y me pregunto cómo sería ahora si jamás me hubieran obligado a hacerlo, o no me hubiera sentido obligada a hacerlo para intentar ser mejor persona (es horrible pensar que por no mirar a la cara soy mala persona, pero así es como ha funcionado mi mente durante muchos años).

cat-1285634_1920

Espero que os haya sido útil, ¡hasta la próxima!

Anuncios