La gente autista tenemos derecho a no tratarnos el autismo ni las características de él que poseamos de ninguna manera. No necesitamos parecer NT, necesitamos una sociedad que acepte la neurodiversidad y desarrollarnos como personas autistas sin que se nos imponga la forma de ser neurotípica.

nuts-1384729_1920

Por alguna razón que desconozco, para el mundo neurotípico todas las personas autistas, todas absolutamente, necesitamos de diferentes tipos de terapias para integrarnos en la sociedad (neurotípica, claro). Es más, algunas de estas terapias van dirigidas exclusivamente a niñes, atención temprana se le suele llamar. Bien, no seré yo quien diga que no hay casos en los que es necesario que niñes pequeñes sigan un tratamiento terapeútico y/o psicológico, ya sean autistas o alistas. No van por ahí los tiros. Sin embargo, me resulta sumamente extraño que ABSOLUTAMENTE TODES LES AUTISTAS necesitemos terapia.

Mi impresión es que no se comprende el autismo (básicamente porque no se nos escucha a nosotres sino a les profesionales NT que nos han “estudiado“) y, por lo tanto, todo lo que se observa en nosotres es patologizado. ¿Nadie se plantea que nuestro comportamiento sea perfectamente lógico y saludable, que simplemente nos desarrollamos de una forma diferente? ¿Por qué tan poca gente se ha preocupado de investigar sobre cómo desarrollarnos mejor en un mundo neurotípico sin dañar nuestra esencia autista? Personalmente sólo conozco el centro CEDIN, es probable que haya más (me han hablado bien de algún otro) pero la gran mayoría de profesionales de la salud mental no nos tratan como seres humanos completos que no hace falta reparar.

robot-1214536_1920

Digamos que lo que en general se pretende con nosotres con estas terapias es normalizarnos, volvernos lo más neurotípicos posible. Esto es inviable. Si alguien lee este blog con la esperanza de que su autismo o el de su familiar desaparezca, me temo que no ha venido a leer al lugar indicado. No existe nada que nos permita cambiar nuestro autismo por alismo, igual que una persona zurda no puede dejar de serlo aunque le obliguen a escribir con la derecha o a personas del colectivo LGTB+ les obliguen a permanecer en el armario por miedo a las represalias de mostrarse tal cual son. Para nosotres es lo mismo, podemos aprender conductas neurotípicas para reconfortar a nuestros seres queridos, podemos aprender que el autismo es algo horrible (y por tanto nosotres somos algo horrible), podemos aprender a ocultar nuestras conductas o rasgos autistas, pero jamás dejaremos de ser autistas. Lo que sí que se consigue con este tipo de terapias es que suframos lo indecible, tanto a nivel superficial por el esfuerzo de fingir constantemente ser algo que no somos como a un nivel más profundo, en el que llegamos a la conclusión que ser lo que somos, autistas, es lo peor y más deleznable que podemos ser. El nivel de autistas que se odian a sí mismes y que odian todo lo relacionado con el autismo es abrumadoramente alto, lo que imagino que se acaba relacionando con la cantidad de suicidios que se producen en nuestra comunidad, tanto por el sufrimiento interno como por el sufrimiento que este tipo de personas (autistas y no autistas) ejercen sobre otras personas autistas.

Sin embargo hay una alternativa a todo este desastre que se ha montado a lo largo de los años: ¡no tratar de normalizarnos! El autismo no es un problema en sí mismo, la sociedad que no acepta la diversidad y la neurodiversidad sí lo son. ¿Significa eso que a las personas autistas se nos debe dejar a la deriva y que nos apañemos solas? Bueno, no lo creo la verdad. Significa que podemos desarrollarnos de una forma autista, no de una forma neurotípica. Si se pusiera tanto empeño en desarrollar nuestras habilidades, nuestra independencia y nuestra felicidad tanto como se empeñan en normalizarnos, la realidad, nuestra realidad, sería muy diferente. Si se pusiera tanto empeño en cambiar la sociedad para dar cabida a todes (porque todes formamos parte de esta sociedad, es de todes, no de unes poques que deciden quién puede pertenecer a ella y quién no) como el que se pone en realizar campañas para descubrir el origen del autismo y los intentos por erradicarlo (sí, hablo de eugenesia), probablemente los suicidios de personas autistas no serían tan elevados.

depression-824998_1920

Claro que es difícil, para saber cómo educar y cuidar a una persona autista primero se nos tiene que escuchar y, aunque cada vez es más la gente que se interesa por escucharnos, todavía queda un largo camino que recorrer. Todavía se nos cuestiona por nuestro neurotipo, se nos considera enfermes mentales (como si fuera algo que nos quita humanidad y raciocinio, yo he desarrollado enfermedades mentales como la ansiedad y la depresión y no me siento menos humana o menos racional), al parecer es mejor y más constructivo escuchar a gente que nos ha torturado a lo largo de los años con la excusa de estudiarnos. (Esto no quiere decir que opine que todes les profesionales de la salud mental sean así, ni mucho menos, he encontrado profesionales maravilloses pero, por desgracia, estes profesionales también son silenciades e ignorades en numerosas ocasiones. Es difícil ir contracorriente).

treatment-1327811_1920

En conclusión: se trata de desarrollarnos como personas autistas, no tratar de convertirnos en gente neurotípica.

 

Anuncios