Hace poco más de un año que conseguí mi diagnóstico, el que me incluía en el espectro autista. Hace poco más de un año que descubrí que era una Aspergirl. Por mucho que haya tardado en enterarme, lo cierto es que toda mi vida lo he sido. Mi proceso de aprendizaje ha estado lleno de picos y valles, reconozco que ha sido duro. En ese proceso he descubierto muchas cosas, cosas sobre mí, cosas sobre el mundo, cosas que veo necesario replantearse. Una de las cosas que me llamó la atención es cómo se nos pide y exige a las personas neurodiversas (ND) en general que tratemos en la medida de lo (im)posible de encajar en el mundo neurotípico (NT). Sinceramente, no creo que existan personas cien por cien NT aunque, por desgracia, el sistema sí es absoluta y completamente NT.

Mi propósito con este blog no es otro que el de ver a través de la superficie de ese sistema, sistema que oprime a cualquiera que difiere de un prototipo de persona inexistente (aunque algunas personas se acercan más a ese prototipo) que es considerado el ideal. Quiero traspasar con mi visión la pátina edulcorada de ese sistema y sacar a relucir la ponzoña que esconde. No va a ser un trabajo académico, va a ser una labor titánica, íntima y personal. Si para desnudar al sistema debo desnudarme yo misma, así lo haré, aunque me cueste un periodo de tiempo indefinido.

Porque la revolución, en mi humilde opinión, es necesaria para construir un mundo mejor, no sólo para les autistas, no sólo para les aspis, no sólo para las personas neurodiversas, sino para cada uno de los seres que forman y conforman esta sociedad. Este es mi granito de arena.

definicion-revolucion

(Definición del DLE)

Anuncios